BROKEN O EL NECROPODER EN LA AGRÍCOLA PANTITLÁN

La experiencia de Pantitlán es un parteaguas para el proyecto Broken o el necropoder. Hicimos un ejercicio de desmontaje de cada uno de los lenguajes que se trabajan en la pieza, dividimos el trabajo de voz e interpretación, el trabajo de cuerpo y memoria y la producción audiovisual, con cada lenguaje articulamos un conjunto de estrategias pedagógicas que se convirtieron en tres talleres. Los dimos en la colonia Agrícola Pantitlán con el apoyo de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México, a través del Programa de Colectivos Culturales Comunitarios. Tuvimos un grupo de 8 mujeres, todas de la tercera edad que tomaron los tres talleres, uno después de otro e incluso simultáneamente.

El eje que conjugó el trabajo comunitario fue la experimentación artística derivada de la reflexión sobre los problemas en torno a la equidad de género y cómo éstos son determinantes en la atención al problema de la violencia de género. El proceso duró cuatro meses de talleres, durante los cuales las alumnas tuvieron clases de voz, de ejercicios de danza terapia, de actuación, de fotografía y video, de memoria corporal y de collage.

El resultado fue la producción de materiales que sirvieron para generar una puesta en escena única donde todas las alumnas de los diferentes talleres participaron y las imágenes, audios y videos producidos se utilizaron a su vez como elementos lumínicos y escenográficos multimediáticos. Este proceso tuvo la virtud de emplazarse sobre la tónica comunitaria, promoviendo un proceso social de convivio y creatividad puesto al servicio de las interesadas y sus familias. El aforo se llenó con apróx. 120 personas de la colonia Agrícola Pantitlán.

pantitlán1.jpg
2.jpg
chivisojos.jpg
maryojos.jpg
florojos.jpg
judithojos.jpg